Con el diablo dentro…